La mujer que subió a un árbol para evitar su tala y no bajó en dos años.

Kurioso

.

Cuando Colón pisó América por primera vez, Luna (una secuoya de 60 metros de altura) tenía ya 500 años. El 10 de diciembre de 1997 cuando su tronco sobrepasaba los 1000 anillos, el destino y una motosierra se cruzaron en su cepa. Julia Butterfly Hill, una activista de 23 años, decidió interrumpir lo inevitable y encaramándose al árbol impidió la inminente tala. Pasó 738 días entre sus ramas y sin poner un solo pie en tierra obligó a la compañía maderera, tras durísimas negociaciones, a indultar el árbol y a todos sus hermanos cercanos.

“Nadie tiene derecho a robar al futuro para conseguir beneficios rápidos en el presente. Hay que saber cuándo tenemos suficiente…”Julia Butterfly Hill en su libro “El legado de Luna”

.julia_desktopJulia en la copa de la secuoya “Luna” a 60 metros sobre el suelo. Fuente

.

Luna es una de las milenarias secuoyas…

Ver la entrada original 1.292 palabras más

Anuncios

Desvelar la mentira

Crónicas de los mundos inverosímiles.

th.jpg

La abundancia es la reina de la mentira, detrás de ella se esconde la miseria en forma de virtud.
Supongo que todos han conseguido las cosas según su valía y dedicación, supongo…que esos otros que son olvidados en los almacenes del sistema no seas más que anomalías y perversiones, producto de épocas.
La solvencias personales , “corpus incorruptus”, conjunto de valores sociales, para crear esas experiencias que luego llamarán sociedad. Todo ese “corpus” que se adapta a la facilidad del sistema, que vive para y por el sistema, son sus mentores y porfiadores, sus contables y diligentes capacitaciones que les hacen creíbles a sus propias “idiosincrasias”.
Un “Don nadie”, es ese personaje, que ha dejado de tragar con la mentira, la perversión de la normalidad; cómo muchos exigen y no dan nada, y como otros que lo dan todo no tiene derecho a exigir, y eso, en beneficio de esas…

Ver la entrada original 475 palabras más

17 de noviembre de 2015

Un dominio propio

Breves: Malos Presagios

Me gustaría estar equivocado

Cuando esta noche todos los canales de televisión retransmitan desde Wembley la actuación coral más grande del mundo y escuches el himno de la marsellesa cantada en directo por noventa mil espectadores, y de noche la luz de la emoción desborde todos tus sentimientos, haz un esfuerzo y piensa por un instante lo que se esconde detrás de ese inmenso escenario.

Casi en el mismo instante en que un aluvión de lágrimas inunde nuestras casas y  millones de ciudadanos asistamos al acto más conmovedor del siglo veintiuno europeo, tus representantes políticos vendrán de firmar una clausula comunitaria por la cual todos los países de la Unión (sin excepción) se comprometen a ayudar a Francia de forma colectiva, dado que este país ha sufrido un “acto de guerra”.

Al mismo tiempo, Hollande ya habrá propuesto cambiar la Constitución Francesa para luchar contra el terrorismo…

Ver la entrada original 179 palabras más

La rutina como el refugio de los que temen al silencio.

Effetá

La rutina y las pautas de comportamiento socialmente establecidas le ahorran al hombre la agonía de sentirse responsable de construir su propia vida. Hacer las cosas por costumbre, porque es norma en el sitio en el que se habita, salvaguarda de tener que pensar en el porqué nos comportamos de una determinada manera. Además, hace que nuestra única preocupación se limite a repetir lo que es habitual. La monotonía y la regularidad, se establecen como patrones que tutelan la conducta de cada sujeto.

De tal modo que las personas sabemos cómo actuar en la mayoría de los casos. Rara vez nos enfrentamos a una situación que no esté previamente señalizada, en la que tengamos que decidir bajo la propia responsabilidad, sin el tranquilizador conocimiento de un patrón que nos aconseje. La ausencia de normas es lo peor que le puede ocurrir a la gente en su lucha por llevar adelante…

Ver la entrada original 1.286 palabras más

82 sabios consejos de Gurdjieff a su hija para transitar por el camino de la Vida

Para transitar…

zorbaelbuda

gran filosofía de vida…

  1. Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.
  2. Termina siempre lo que comenzaste.
  3. Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.
  4. No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
  5. Desarrolla tu generosidad sin testigos.
  6. Trata a  cada persona como si fuera un pariente cercano.
  7. Ordena lo que has desordenado.
  8. Aprende a recibir, agradece cada don.
  9. Cesa de autodefinirte.
  10. No mientas ni robes, si lo haces te mientes y te robas a ti mismo.
  11. Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.
  12. No desees ser imitado.
  13. Haz planes de trabajo y cúmplelos.
  14. No ocupes demasiado espacio.
  15. No hagas ruidos ni gestos innecesarios.
  16. Si no la tienes, imita la fe.
  17. No te dejes impresionar por personalidades fuertes.
  18. No te apropies de nada ni de nadie.
  19. Reparte equitativamente.
  20. No seduzcas.
  21. Come y duerme lo estrictamente necesario.

Ver la entrada original 502 palabras más

“El gordito azul”, la poesía reunida de Luis Miguel Rabanal, ve la luz en Renacimiento

Tam-Tam Press

Por ELOÍSA OTERO

“Muchas gracias, amigos. El gordito, estupendamente bien. Lo tiene todo en su sitio, es precioso. Y tampoco son tantas páginas, solo 776”. El poeta Luis Miguel Rabanal observa los primeros ejemplares físicos de su “Poesía reunida” y habla de sus sensaciones (por el Facebook). Se lo acaban de llevar a su casa de Avilés, desde León, los poetas Rafael Saravia y Alberto R. Torices. Para Luis Miguel, este libro es su “gordito azul” y mucho más. Para sus amigos y amigas, lectores y lectoras, esta edición supone un acontecimiento esperado y feliz. “Este cuento se ha acabado” es el título de un libro que reúne toda la poesía que Rabanal ha escrito entre 1977 y 2014.

Editado por el sello sevillano Renacimiento en la colección Calle del Aire, el volumen es un tesoro fabricado con amor, el de Luis Miguel Rabanal y el de sus…

Ver la entrada original 674 palabras más